ES

Seleccione su país

France

Germany

United Kingdom

Italy

Netherlands

Sweden

Spain

Finland

Belgium

Suiza

Rép. Tchèque

Japan

Denmark

Autriche

Norway

Portugal

Ireland

Slovak Republic

Polonia

Nouvelle-Zélande

CHOISISSEZ VOTRE LANGUE

Français

Néerlandais

Français

Deutsche

Italiano

Rapido Autocaravanas

LATINOAMÉRICA EN UNA RAPIDO

¡Un año recorriendo las carreteras de Latinoamérica en una RAPIDO!

No cabe la menor duda de que las autocaravanas RAPIDO están preparadas para la aventura. Su calidad de construcción y su fiabilidad son dos ventajas importantes para quien quiere embarcarse en un viaje de largo recorrido. Y así lo demuestra el testimonio de una pareja de autocaravanistas RAPIDO, Claude y Françoise, quienes han transitado las carreteras de Latinoamérica durante un año.

«Quedarse es existir, pero viajar es vivir»*, ese es el lema que marca el ritmo de nuestro día a día. Mi mujer y yo somos aficionados a la moto y durante varios años utilizamos ese medio de transporte para salir a conquistar el mundo. Marruecos, Grecia, Yugoslavia... Siempre teníamos ganas de descubrir nuevos paisajes. Unos años más tarde, llegó el segundo amor de nuestra vida, nuestra hija Aurélie. Como podrán imaginar, no era tarea fácil viajar en moto siendo tres. Para solucionar este problemilla logístico, optamos por la autocaravana. Ya hace 26 años que caímos rendidos a los encantos de la autocaravana. Después de tener una integral RAPIDO 9083 con chasis AL-KO, ahora hemos elegido una perfilada RAPIDO 643. Dedicábamos todas nuestras vacaciones a ir ampliando nuestras fronteras: Inglaterra, los Países Bajos, Polonia, Portugal, Italia, Creta, Albania, Turquía… estuvieron bajo las ruedas de nuestra RAPIDO.

 

Europa y sus países limítrofes ya no guardan ningún secreto para nosotros. Tras cerca de 40 años de arduo trabajo, nos dijimos que había llegado la hora de pensar a lo grande. Nuestras ganas de viajar no tenían límites, y decidimos descubrir el otro lado del Atlántico con nuestra RAPIDO. La decisión estaba tomada: pasaríamos un año en Latinoamérica. Sus espacios amplios, su modo de vida y sus extraordinarios paisajes nos convencieron. Después de haber investigado en todos los blogs y sitios web especializados, llegó el momento de empezar con los preparativos. La travesía, los equipamientos de nuestra RAPIDO, los aparatos electrónicos, las vacunas, los seguros, los diversos documentos… lo revisamos todo al milímetro y no dejamos nada al azar. El lunes, 16 de noviembre de 2015 marcó el inicio de nuestro periplo. Había llegado el momento de dejar nuestro pequeño municipio de Saint-Julien-de-Concelles, situado en el departamento de Loira Atlántico. Llegamos a Amberes para embarcar en el carguero, con la cabeza en las nubes, sin ser demasiado conscientes de las aventuras que nos esperaban.

33 días, es decir, 4 semanas o 792 horas, después, por fin llegamos a Montevideo. Al cabo de 12 640 kilómetros de travesía, estuvimos encantados de llegar a tierras americanas. Ya habíamos trazado las líneas directrices de nuestro trayecto. Enseguida dejamos Uruguay atrás para lanzarnos a descubrir Argentina. A partir de mediados de enero, cambiamos de paisaje: la Patagonia y sus grandes extensiones, seguidas de Ushuaia para, luego, dar paso a las montañas y los bosques. A continuación, subimos por el continente alternando entre Chile y Argentina. Es imposible cansarse de unos paisajes tan extraordinarios, y día tras día siempre había algo que nos dejaba maravillados. Los meses de abril, mayo, junio y julio estuvieron marcados por nuestro paso por Bolivia, Perú y Ecuador. El 15 de octubre de 2016 llegó el final de nuestro viaje, y nos embarcamos de nuevo para volver a Europa. 

A mediados de noviembre entrábamos en nuestra casa de Saint-Julien-de-Concelles con una sensación extraña. Teníamos sentimientos encontrados: por un lado estábamos contentos de volver a reunirnos con la familia, los amigos y la gastronomía francesa, pero al mismo tiempo nos sentíamos melancólicos porque este viaje ya no sería más que un recuerdo. Conocimos a tantas personas, descubrimos tantos paisajes, gozamos de tanta libertad, que lo repetiríamos sin duda alguna. Nuestra autocaravana RAPIDO nos permitió despedirnos de las limitaciones del día a día. Recorríamos todas las carreteras que se presentaban ante nosotros sin ninguna preocupación. Podemos volver a vivir siempre que queramos toda nuestra aventura con todo lujo de detalles gracias a nuestro blog.

 

Claude y Françoise JAFFROT, 61 años

*Gustave Nadaud